miércoles, 11 de julio de 2012

Planes B Press - 3 - Simón Bellido


Para seguir conociendo mejor al equipo de Plan B, hoy vamos a entrevistar a Simón Bellido, el segundo de los dos escritores que forman parte de su dirección. Vamos a conocerlo…

Antes de nada, ¿desde cuándo eres escritor?
Supongo que he escrito desde siempre. De bien pequeño escribía historias que pretendían convertirse en Best Sellers y que por falta de constancia y disciplina en el trabajo siempre se quedaban a medias. Aún recuerdo algunas de ellas y lo mucho que disfrutaba imaginándome a mis personajes, sus escenarios y esas tramas rocambolescas y, por qué no, rebuscadas, que solo un niño es capaz de montar.
Ahora, afortunadamente, mi estilo ha cambiado, soy más perseverante en mi trabajo y aunque tengo poco material terminado, tengo un documento interminable, donde voy apuntando todas las ideas que se me van ocurriendo.

¿Y qué temas tratas principalmente en tus escritos?
La temática… Mi temática siempre ha sido cualquiera que no sea real. Toda aquella que implica alejarse de la banalidad del mundo real, todo aquello que permita al que lee mi obra soñar, viajar a otro lado. Un claro ejemplo es la historia que intento publicar semanalmente en mi blog http://arilan.elnexo.com.es.
Añadir que siempre me ha gustado todo lo relacionado con las hadas, duendes, folclore en general y cómo no, cualquier tipo de mitología. Supongo que al ser un ávido lector y una mente inquieta, las historias mitológicas o en definitiva, cualquier historia fantástica, arraigan en mi mente con una fuerza brutal.

En cuanto a las mitologías clásicas, tienes un proyecto importante en mente, ¿no?
En efecto. Hace unos años empecé un proyecto llamado “El Círculo de Hefesto”. Pretendía ser, y de hecho lo será, mi primera novela. En ella mezclo un mundo oscuro, en el que existen hombres lobo, vampiros, brujas y demás, con diferentes seres de diferentes mitologías. Aparecerán, por poner un ejemplo, las implacables Furias (o Erinias), con sus lanzas de fresno, de la mitología griega; las hadas que riegan y cuidan el árbol del mundo Yggdrasil, de la mitología nórdica; o incluso el dios egipcio del desierto, Seth.
Pretendí hacer un popurrí y la verdad es que el resultado ha sido más que satisfactorio. De hecho, a medida que escribía el final pensaba ya en como continuar la historia.
Actualmente ECDH se encuentra en fase de revisión y espero que en breve pueda ver la luz. De hecho, la segunda parte está ya prácticamente diseñada y en mente una tercera para completar la trilogía.
Y por cierto, si me lo permites, he de añadir que esta historia nunca hubiese sido posible sin la intervención de un gran amigo, al que tengo un gran aprecio, Arkhron, el vampiro feo (Alberto Plumed), ya que sin él nunca hubiese surgido la idea del proyecto.

El Corazón de Vega irá incluido en el Volumen 1, de Plan B. ¿Qué nos cuentas en este relato?
Una vez, un amigo, me dijo que existían dos tipos de escritores: los que seguían con un mapa; y los que se guían con brújula. Hoy en día, y como experiencia personal, puedo asegurar que existe un tercer tipo de escritor: los que se guían por las estrellas. Y yo soy de ese tipo.
Un día me presentaron la estética Steampunk y mi mente empezó a ver a un hombre con un brazo hidráulico, abriendo y cerrando la mano, mientras por unos tubos de escape surgían nubes de vapor. Y así empezó El Corazón de Vega…
Me senté delante de mi ordenador y cambié a ese hombre por una coqueta pelirroja, y cambié el brazo mecánico por el cuerpo entero. Y así nació Vega, la androide perfecta, que vive ignorante de su verdadera condición y que contrata los servicios de un “mercenario” para encontrar a su desaparecido padre.
Y es aquí cuando me paro para volver a dar gracias a gente que está en mi alrededor, porque ellos fueron la inspiración para crear a los personajes.
Supongo que un escritor siempre tiene que rodearse de buena gente que crea en tu trabajo.

¿Y qué pretendías transmitir al lector cuando lo escribiste?
Transmitir… lo que me encanta y que supongo que está producido por mi lado perverso, es dejar al lector con la intriga, actuar como una droga blanda que haga que quieras seguir leyendo, que te sientas cómodo con las escenas, con los personajes, que te identifiques con ellos, que cuando leas el final, una lagrimita asome debido a que te separarás de unos personajes con los que por un tiempo has emprendido un viaje.
¿Lo logro? Pues todavía no lo sé, pero yo trabajo día a día para perfeccionar mi técnica y llegar a conseguirlo.

Y, sobre los retrofuturismos, ¿cómo fue tu primero contacto? ¿Podrías decirnos cómo has llegado a involucrarte en los Planes B?
Inconscientemente, hace años, muchos años. Conscientemente, desde que empecé a escribir El Corazón de Vega.
Y tiene una fácil explicación. De pequeño ya había leído 20.000 Leguas de Viaje Submarino, o Viaje al centro de la TierraPero no fue hasta hace bien poco, concretamente el 28 de octubre del 2011, en el Salón del Manga de L’Hospitalet de Llobregat, cuando la Capitana Dana Harlock me dijo una palabra“Steampunk”. Bueno me dijo unas cuantas más, pero me habló de una convocatoria para presentar relatos. Entonces, como he comentado con anterioridad, en mi mente apareció un hombre con un brazo hidráulico… y eso me llevó a El Corazón de Vega.
Lamentándolo mucho por mí, y alegrándome mucho por mis compañeros, mi relato no entró en Ácronos. Y entonces surgió la brillante idea de la autoedición, y como el copo de nieve que termina convirtiéndose en un alud, la autoedición se transformó en http://www.planesB.es.

¿Y qué crees que el proyecto puede aportar a la gente?
Tal y como está hoy en día el panorama editorial, Planes B puede ser, como lo llamo yo, un trampolín para impulsar a los talentos que, por falta de medios, deben permanecer en la sombra. Y cuando hablo de autores, no solo me refiero a escritores. Hay grandes ilustradores que esperan que se les dé una oportunidad y en Planes B siempre pueden encontrar un hueco, ya sea creando las imágenes de las portadas, o ilustraciones que se incluirán en los relatos… Todo artista que esté empezando, y que su principal interés sea darse a conocer, tiene cabida en Planes B.

Para terminar, ¿quisieras añadir unas palabras para autores noveles o lectores interesados en los Planes B?
Sólo animar a la gente. Como hemos dejado bien claro desde la creación, Planes B es un proyecto sin ánimo de lucro. Nadie se beneficia económica y directamente de él, pero indirectamente puede ser una muy buena forma de hacerse un hueco en este mundo. Y a las estadísticas me remito, con solo una semana desde el nacimiento de Planes B, se obtuvieron más de cincuenta descargas de nuestro Plan B 0.0.
Cincuenta personas que han podido leer un relato o ver una ilustración. Personas que quizá sean afines a estas obres y que si no fuese de esta forma seguirían en el anonimato.

Estas geniales palabras sirven de perfecta conclusión a la entrevista.

Muchas gracias, y que el proyecto siga vivo.

2 comentarios:

  1. El trabajo lo tiene la gente que nos apoya, nosotros solo ponemos los medios. Muchísimas gracias n_n

    ResponderEliminar