miércoles, 16 de enero de 2013

Planes B Press - María Eijo Rumbo al horizonte


¡Hola a todos!
¿Nos echabais de menos? ¿Qué os ha parecido el primer volumen de los Planes B? Solo esperamos que hayáis disfrutado leyéndolo, como nosotros creándolo.
Sobre todo, no penséis que Planes B termina aquí, ¡ni mucho menos! Todavía nos queda mucho carbón que echar a nuestras calderas. Como ya habéis visto, se han abierto las puertas para la recepción de nuevos relatos, para un volumen: mágico.
Pero hoy, lo que realmente nos trae aquí es para que sigáis conociendo a los autores de nuestro primer volumen, traemos a María Eijo, autora de Rumbo al Horizonte.


¿Qué debemos saber sobre los orígenes de María Eijo? ¿Es tu pasión por las letras algo vocacional? ¿Cómo empiezas a escribir?
Antes de nada, ¡muchas gracias por la entrevista! Es la primera que me hacen, así que me hace especial ilusión ^__^.

Si echo la vista hacia el pasado, es fácil recordarme atada al lápiz y al papel. No recuerdo cuántos años tenía, pero empecé a escribir historias desde la más tierna infancia, juntando folios y grapándolos a modo de libro, con historias protagonizadas por animales. Con el tiempo la pasión fue creciendo, y yo seguí escribiendo historias, contándole a quien me quisiera escuchar que yo de mayor quería ser escritora. Buscaba cualquier excusa: esperaba con ansias los deberes que incluían redacción libre, hacía obras de teatro con mis amigos, escribía relatos protagonizados por la gente de mi clase... Cuando empecé el instituto empecé a escribir conjuntamente con una amiga, saliendo de ahí dos novelitas de desventuras estudiantiles. Así que sí, creo que puedo decir que es algo vocacional. La escritura lleva conmigo toda la vida, y espero que siga ahí siempre, ya sea en público o en privado.

¿Te consideras una escritora versátil, o estás más cómoda en algún género específico?

La verdad es que estoy bastante afincada en el género de la ciencia ficción en general. Al principio tiraba más hacia la fantasía (de hecho tengo un proyecto de novela aparcado desde hace eones que es fantasía pura...), pero poco a poco (quizá también porque empecé a leer más ficción futurista y porque soy una chica de ciencias) la ci-fi me conquistó. Tengo unos cuantos relatos no demasiado clasificables, algunos de terror, otros de vivencias, costumbristas... pero actualmente la mayoría de los relatos que escribo son ambientados en el futuro, así como otro proyecto de novela (que va mejor que el primero)... e incluso cuando mastereo partidas de rol en vivo, también tiendo a la ciencia ficción xDDD. De todas formas, me gusta pensar que no hago cosas demasiado típicas, siempre intento darle una vuelta de tuerca por algún lado, aunque no siempre lo consiga. Me gusta pensar (aunque no sé si es verdad), que mis relatos se ven englobados más por la sensación que dejan que por la temática en sí. Suelo dejar una sensación agridulce en lo que escribo. No sé si eso es bueno o malo xDDDD

 ¿Te atreves a mojarte un poco y darnos tu opinión sobre el género que defendemos, el Steampunk?

¡Me atrevo, me atrevo! No lo mencioné en absoluto en la pregunta anterior para poder explayarme un poco en esta. Mi relación con los retrofuturismos empezó hace un tiempo (diría unos dos años, pero no lo tengo muy claro), cuando me leí el libro de “La era del diamante”, de Neal Stephenson. El concepto del neovictorianismo me pareció muy interesante, así que empecé a investigar por mi cuenta, terminando profundamente enamorada del steampunk en general. No puedo ser muy objetiva al respecto, la verdad es que actualmente soy de ese tipo de personas a las que le fascina algo solo porque tenga un par de engranajes encima... En la literatura me abrió muchas puertas, y me dio una fuente inagotable de inspiración. Disfruto cuando escribo algo en este estilo, y una de mis metas actuales es realizar mi propia antología de relatos steampunk.

Es un género magnífico, eso no me lo puede negar nadie. Junta el esplendor del pasado con una bella ucronía, donde el vapor se une a los ideales y al estilo. Ya no es solo la estética, es todo lo que conlleva: te hace desear haber vivido esa época que nunca existió. Te hace recordar cosas que nunca sucedieron como si estuvieran arraigadas en la cultura actual. Y eso es maravilloso.

 En tu relato, Rumbo al Horizonte, el más breve del volumen uno, cuentas en dos páginas inquietudes de la protagonista. ¿Algún consejo sobre cómo contar mucho en pocas palabras?

Quien me haya leído en otros lugares lo sabe: suelo ser bastante parca en palabras. Es por eso que me cuesta más embarcarme en proyectos largos, soy más de ir directa al grano. Pero eso no quita que no se pueda cuidar la forma, ¡que conste! El tipo de relato que es “Rumbo al Horizonte” se presta mucho a decir de todo con apenas unas frases. A veces es más importante lo que se sugiere que lo que queda plasmado en el papel. Yo quería dejar clara la antigua gloria del mundo de Nimm, pero sin necesidad de decirlo en ninguna parte. Como si, de alguna forma, el propio Nimm representara a su mundo en sus últimos momentos. Dejando ver la desidia, la desesperanza y la tristeza que conllevan las guerras y la caída de los imperios, pero desde la perspectiva de un hombre que ha visto demasiado. Es uno de mis relatos favoritos de todo lo que he escrito, y también uno de los más cortos. A veces no hace falta escribir de más: si tienes la idea clara, puedes expresar lo que quieras como quieras.


Y vamos a ir terminando.

¿Qué podemos esperar de María? ¿Algún proyecto en mente? ¿Volveremos a ver tus letras en futuros volúmenes?

 Últimamente mi cabeza está llena de proyectos ^__^. Los últimos meses fueron bastante malos para mí, y apenas he escrito una letra. Por suerte, estoy remontando, y las ganas han vuelto. Por un lado, tengo Kar, una novela de ciencia ficción en proceso. Por otro lado, en breves tengo que retomar otra novela, también de ci-fi, pero muy atípica, que estoy escribiendo a cuatro manos con el genial Carlos L. Hernando. Y relatos... ¡unos cuantos! Pero ya os adelanto que estoy preparando algo para vuestra convocatoria de steampunk fantasy, que fue verla e inspirarme al momento... ¡a ver si hay suerte! Que sé de buena tinta que voy a tener mucha y muy buena competencia... En cualquier caso, lo único que me he marcado en este 2013 es ser mucho más productiva que en 2012. Y de momento parece que tiene buena pinta... ¡espero que se me siga leyendo por aquí y más sitios! ^^


Así que nada más, muchísimas gracias por la oportunidad de esta entrevista, y mis mejores deseos para esta iniciativa, que ya sabéis que contáis con mi apoyo para lo que haga falta. ¡Un saludo a todo el mundo!

1 comentario:

  1. A mí me gusta cómo escribe María porque es más o menos como yo: sugerimos más que contamos y solemos dejar ese toque agridulce al final.
    No conocemos los finales felices :)

    ResponderEliminar